Y entender que todo en la vida es un proceso de pérdidas y de ganacisas, de dejar, de dejar volver, de abrir los brazos de nuevo cargados de mil silencios que ya no serán silencios sino amores.
El amor es así, el daño nos ha comido las arterias, tanto que necesito salir, correr, e incluso sentir hambre de ti.
Y el solo hecho de que no entiendas porque me voy también es una nota a que debo irme.
El ser humano siempre debió ser más sencillo, sacando lo peor de nosotros la mayor parte del tiempo... el tiempo... y hay cosas aún más hermosas que esto.
La vida nos ha pasado por encima sin todavia hacerlo... sin ser demaciados años pero ya demaciados daños. Estamos atrofiados, llenos de abandonos incluso a nosotros mismos.

La historia de mi vida que se resume en 4 horas 3 cafés y 8 cigarrillos, y aún sigo sin entenderla.
Cada paso duele, y cada paso ahora se acelera... no da tiempo de nada, ni de escribir, ni de entender, ni de escuchar.

Y mi oido izquierdo que sigue sin funcionar, de lo que fuí, de lo que tube, de lo que dejé ir, de lo que no debí dejar ir... de lo que volverá, de lo que espero que vuelva, de lo que odiaría que volviera.

Es dificil ahora propagar todo a metáforas como antes, me resulta complicado poder decir lo que pasó, porque ya pasó.

Una cuerda enredada cada vez mas larga, en el suelo, botada ensuciandoce, y el piso, lleno de recuerdos unos completos otros rotos.

Sonrisas... me olvidaste primero, tu, quien pensaba que eras una especie de angel de la guarda o algo por el estilo, luego viniste hablando un idioma que yo ya no conocía... no si se idecir si lo reconocí alguna vez... me hubiera gustado estar contigo... tu deberias saberlo, pero no me dejaste, y como no me dejaste, me cansé de insitir, dibuje una puerta que no concebias y me fuí corriendo, cobarde o valientemente, y una calle despúés de ti vi espacios desconocidos y me llene de pánico...

El tiempo pasa, y hace que pasen... y asi pasaste, luego, desapercibida, para finalmente encontrarte a unas calles cerca de casa y desconocerte por completo, a regalar medio saludo infame de un par de desconocidas, como si no quedara sino re-sentimientos... pero el orgullo ajeno no es mi preferencia y por lo visto siempre he preferido ocuparme de ese papel...

El tiempo otra vez se llevo cada cosa, cada espacio... luego se llevó el idilico sueño de algun ausente y muy absurdo pequeño... donde importa, para aprender que el final feliz en los cuentos de hadas se hace, y no termina en lo que vimos de pequeños... aunque siendo franca nunca vi los cuentos de hadas con final feliz... por eso cuando lo inventaste para mi, lo creí y entonces fuí feliz... y el tiempo de nuevo... como el viento...

Pasando pasa, elegante el hijo de puta, demostrandote que puede volverte una basura cuando le de la gana y de pronto darte un aire de vida, y luego a la misma meirda y luego un poco más feliz, y pasando pasa

Y ese mismo tiempo me hizo entender después que ya no era una niña, que las cosas cambiaban, y por encima de eso, que no habia calma como la de dormir al lado de mamá asi roncara como oso... a demostrar que a pesar de toda la basura de crecer de la manera en que pasa, habian mil cosas que agradecer, pero que el tiempo pasaría y se iría y ya no habría mamá que roncara, ni espacios para gritar -mamá!!- en las noches con miedo desde la cama, ni teteros, ni el sabor, ni su olor, y que hacer...

Ver la vida siempre en un estante en la sala de la casa y nunca tomarla, solo hasta tener la valentia suficiente de hacerlo... o la obligación... cuando así las pone el tiempo... pasando.

Y verla morir... y verla vivir... y esperar... y desesperar... y pintar cuatro piedras, y entregar abrazos, y ver su cuerpo, y ver el mio y miles de y...

Pero pasa, como el tiempo... que pasa y esta vez me obliga a dar los pasos que cada vez cuestan más, que cada vez pesan más... como si con la vida de uno mismo no bastara, como si atrapar la vida de uno a la cara fuese tan fácil...

La diferencia entre ayer y hoy, es que te tenía, a ella, a el, a ella y sobre todo a una especie de dramatico emblema que porlomenos me daba tiempo de pensar lo que pasaba, o de llorar lo que pasaba... ahroa ni para las largimas ahi tiempo, ni espacio... pero si algo me ha enseñado la vida es que el espacio es modificalbe... el tiempo.. pasa pasando... y ahora me rio como quien se rìe en el rio... y lo veo pasar y sigo en la corriente....

Y pasa... porque pasa, y me emputa que pase, pero al fin y al cabo todo lo que pasa pasa...

3 comments:

La Falsa Alicia said...

me recuerda un poco a mí.. en cierto momento de la vida en que solo quería dejar ir, pero no soltaba nada, o en el fondo no quería hacerlo.....

Calígine said...

yo no leí porque siempre me ha costado el vómito de palabras..pero qué humano, que bien se siente todo ese mar de símbolos...

Anonymous said...

Belleza, cosa bella.

¡La vida no es una canción, no una telenovela!

Que nada te detenga, tú sólo juega, que si estas triste triste apareces en mis fantasías sensuales, en las que te desnudo y te vuelvo a vestir, al inhumano ritmo que dictan mis ímpetus de caballero reprimido.

Joel, Arelt, Arlemn, la vida ya fue.

Juega más,
mastúrbate más,

y sigue dejando regristro, para nosotros, los anonimos depravados.

belleza, cosa bella, todo al terminó sale bien.

top